miércoles, 28 de septiembre de 2011

Nueva plataforma de Linux liderada por Intel y Samsung

Tizen es una nueva plataforma de software de código abierto basada en estándares que puede funcionar en múltiples dispositivos, como smartphones, computadores y televisores entre otros.

CALIFORNIA.- Dos grupos de programadores de Linux dijeron este miércoles que combinarían sus tecnologías para crear una nueva plataforma de software liderada por Intel y Samsung, en un paso hacia la consolidación de Linux en el espacio de la computación portátil.


La Fundación LiMo y la Fundación Linux dijeron que Tizen es una nueva plataforma de software de código abierto basada en estándares que puede funcionar en múltiples dispositivos, como teléfonos avanzados, computadoras de pantalla táctil, televisiones, computadoras portátiles y en sistemas de información a bordo de vehículos.

El lanzamiento de Tizen está previsto para el primer trimestre de 2012, lo que permitiría que el primer dispositivo que use la plataforma salga al mercado a mediados de 2012, dijeron los dos grupos.
La mayor compañía del mundo de semiconductores, Intel, que también tiene su propia versión de Linux, MeeGo, y el segundo mayor fabricante de teléfonos móviles, Samsung, uno de los principales colaboradores de LiMo, encabezarán el comité técnico de la nueva plataforma.

El sistema operativo Linux tendrá que luchar para atraer el apoyo de fabricantes y programadores de aplicaciones, para competir con el Android de Google por la primera posición en el ránking global de teléfonos inteligentes. (GRAN LUCHA).
Samsung es el principal fabricante que usa la plataforma Android de Google, pero un portavoz de la compañía dijo que la iniciativa estaba en línea con la estrategia de la compañía.
"Hemos sido un socio esencial de Linux, y esto está en línea con nuestra estrategia de apoyar a muchas plataformas", dijo un portavoz de Samsung en Seúl.

Linux es el más popular entre los sistemas operativos gratuitos o de código abierto, que está a disposición del público para ser usado, revisado y compartido.
Los proveedores de Linux ganan dinero vendiendo mejoras y servicios técnicos. Linux compite directamente con Microsoft, que cobra por su software Windows y que se opone firmemente a compartir su código.