jueves, 8 de septiembre de 2011

Solucion en la nube o por las nubes!!

Muchos de nosotros hemos escuchado el término trabajando en la nube o solución en la nube. Pero sabes realmente de que se trata, no es que TODO ESTE POR LAS NUBES que de paso lo está, es trata de una innovación tecnología que atreves de empresas nos tratas de brindar una serie de soluciones colgadas en la infinita nube de internet  para que me entiendas un poco mejor les tacare un poco más le tema.
Últimamente se escucha cada vez más y más de los beneficios o perjuicios de la “nube” – the Cloud – y por todos lados la presentan como la gran promesa computacional del futuro, o en su defecto, como simplemente una moda más que pasará dentro de unos meses trayéndose abajo una serie de nuevas empresas que están trabajando en ella.

Creo que vale la pena elaborar un poco la idea de la nube computacional o de la computación en nube para tratar de empezar a entender su potencial y lo que se puede hacer con ella. Es una locura abstracta, pero bien puede significar que reconceptuemos muchas cosas de nuestro uso de la tecnología – si es que no lo hacemos ya. La idea de la “nube” es básicamente la idea de que, en algún momento, será posible y hasta deseable que toda nuestra información esté en Internet, de una u otra manera. Que esto termine siendo más práctico/útil que tener la información en discos duros o redes locales, como hemos estado acostumbrados en los últimos años. Conforme hasta las refrigeradoras están conectadas a Internet, y conforme la capacidad de procesamiento y almacenamiento masivo alcanza cada vez nuevos límites por el lado de los servidores, parece empezar a tener sentido esta idea: la “nube” ofrece la posibilidad de acceder a mi información desde cualquier computadora o dispositivo con acceso a Internet, y ya no tengo necesariamente que estar atado a una PC específica para acceder a mis datos.

Ésta es la idea en su forma bastante básica. Un excelente ejemplo de esto son los servicios de Google: quien usa Gmail, por ejemplo, confía en que su correo estará disponible en la nube y que puede acceder a él desde cualquier computadora, y ya no es necesario tener una copia local (obviamente la nube no es perfecta: hace unas semanas escuchamos de la tragedia que significó que Gmail cayera por unas horas). O también, uno puede acceder a sus documentos desde cualquier PC con Internet y navegador utilizando Google Docs.

Ahora, la nube cada vez está permitiendo hacer cosas más y más complejas, y también más y más interesantes. No se trata solamente de que ahora puedo tener mis documentos y mi correo permanentemente en la nube (como si eso fuera poca cosa), sino de que puedo utilizar la nube para montar todo tipo de aplicaciones. Amazon ha lanzado hace unos meses una serie de servicios web que permiten a cualquier persona montar sus propios servicios sobre la granja de servidores de Amazon – en esencia, sobre la nube. En otras palabras: Amazon ha abierto la puerta para que cualquiera pueda crear y correr sus propias aplicaciones web, de una manera fácilmente administrable y a un costo accesible (Amazon sólo cobra por en función a los recursos utilizados). Ya no es necesario, para operar grandes servicios, hacer grandes instalaciones tecnológicas e implementaciones excesivamente complejas, sino que ahora, usando los Amazon Web Services yo mismo puedo montar el servidor desde el cual correr mi servicio y pagar sólo por lo que uso. La “democratización” que esto significa en términos de infraestructura es enorme.

Claramente, en norteamérica y europa existe una abundancia de oferta en productos para la nube, pero en el sur de américa todavía la oferta no es tan amplia. ¿Estamos listos para la gran transformación? Pedro Vignola, gerente comercial para el cono sur de latinoamérica, asegura que ya se está trabajando en lograr esa migración y no nos retrasaremos tanto como con otras tecnologías.

En países como Chile y el Perú, aclaró, contamos ya con varias empresas que trabajan parte de sus soluciones y datos en la nube. Tanto en el sector de la banca como en la industria minera y pesquera se vienen trabajando proyectos importantes de nubes privadas acordes con las tendencias internacionales.

Cementos Pacasmayo decidió migrar toda su plataforma de correo a las soluciones de Google Apps for Business con la asesoría de Soluciones Orión. La compañía buscaba tener una mayor capacidad de su casilla de correo, tener acceso desde cualquier dispositivo conectado a Internet y agregar valor con la disponibilidad de otras herramientas de esta suite, como calendario, chats, postini y docs compartidos.

Empresas aseguradoras, financieras y hasta organizaciones educativas peruanas han comenzado a apostar por Google para trabajar en ‘cloud computing’ o en ‘nube’, principalmente por razones de mayor seguridad informática.

Así lo comentó Alberto Arébalos, director de Comunicaciones de Google para América Latina, quien además sostuvo que esas empresas por lo general no revelan su participación en la ‘nube’, porque lo consideran “una ventaja competitiva” ante la competencia. “Esto es algo poco común que suceda, pues la mayoría desea aparecer como socio de la marca Google”, señaló.

ES UNA NUEVA ERA Y SE LLAMA LA “ERA CLOUD”