lunes, 26 de septiembre de 2011

SMART CLOTHES

El internet de las cosas es cada vez más una realidad. Se trata de una tecnología que puede hacer "inteligentes" nuetra ropa, casas y ciudades. ¿Qué pasa si los nuevos jeans que acaba de comprar empiezan a Twittear acerca de su ubicación?


En inglés las llaman smart clothes porque deben ofrecer algún servicio o un valor agregado. La ropa y los géneros no brindan solamente abrigo, confort o la posibilidad de volvernos más o menos atractivos o elegantes. El desafío es transformarlos también en elementos útiles, funcionales. A eso se refieren las fibras y los textiles inteligentes.


Suena exagerado, pero es posible, si una de sus prendas está equipada con un pequeño dispositivo de identificación por frecuencia radial (RFID, por sus siglas en inglés), entonces su localización puede ser revelada sin que usted lo sepa.


Los RFID son chips que utilizan ondas de radio para enviar datos a un terminal - que a su vez se puede conectar a la web.

Esta tecnología es sólo una de las formas actuales que permite que los objetos físicos puedan conectarse a internet, un concepto conocido como el "internet de las cosas", o por las siglas en inglés IoT.

Esto ocurre cuando no solo su computadora, tableta electrónica o teléfono inteligente se pueden conectar a internet, sino también su auto, su casa, su gorra de béisbol e incluso, las ovejas y las vacas de una granja.

Y en la medida que pasemos del IPv4, el sistema actualmente en uso, a la próxima generación de aplicaciones de Internet, el protocolo IPv6, el cual albergará unos 340 billones de billones de billones de direcciones de internet, entonces más y más objetos podrán entrar a la web. Los edificios y autos inteligentes que tienen asignados una dirección IP, ya están haciendo las ciudades más inteligente - y muy pronto, todo el planeta puede seguir.

Y aunque esta visión podría demorar algunos años, poco a poco ciudades "más inteligentes" están empezando a surgir a nuestro alrededor.

Un sinfín de oportunidades. Los defensores del internet de las cosas afirman que la interconectividad global nos permitirá localizar y controlarlo todo, en cualquier lugar y en cualquier momento.

En Nueva York, la empresa Sensatex diseña y fabrica una prenda que, bien apretada a la piel, permite conocer on line el estado de la persona. No se diferencia, aparentemente, de una camiseta o remera convencionales. Pero ocultos tras sus fibras hay diminutos sensores que monitorean funciones orgánicas y envían los datos obtenidos a través de fibras ópticas y transistores a una computadora inalámbrica. Puede ser usada para fines deportivos o médicos. Pero también podría adaptarse a usos militares, si se la equipa con sensores que informen sobre ubicación o movimientos de soldados.

Usted qué opina?